ENERGÍA EÓLICA


UNA REALIDAD CRECIENTE...LA ENERGÍA EÓLICA

Terrestre: La energía eólica convierte directamente la energía cinética del viento en electricidad, a través de aerogeneradores (versión moderna de los molinos de viento), que se agrupan en parques eólicos. Es la energía renovable que más rápido está creciendo, y ya forma parte destacable del sistema eléctrico. La eólica tiene un cierto impacto a escala local, que puede variar grandemente según cómo se lleve a cabo la instalación.No podemos negar que cualquier parque eólico a instalar producirá un cierto impacto sobre la zona donde se establezca, pero de nuevo hay que tener en cuenta que cualquier actividad humana produce algún impacto medioambiental. Por tanto, hay que estudiar las necesidades reales y elegir aquellas actuaciones con menor impacto sobre el ecosistema.
No se deberían instalar parques eólicos enEspacios Naturales Protegidos declarados y en proceso formal de declaración. Red Natura 2000 Áreas afectadas por Planes de Conservación de Especies en “peligro de extinción”.
Marina: Los parques eólicos marinos tienen el mismo fundamento tecnológico que los terrestres, aunque al ubicarse en el mar suelen ser aerogeneradores de mayor tamaño. El principal cuidado hay que tenerlo en la selección de emplazamientos, pues hay que evitar su ubicación en zonas marinas especialmente sensibles, como Greenpeace demanda en su propuesta de Plan Eólico Marino en el informe “Viento en Popa”.A nivel europeo y realizado de manera correcta, el informe “Energía Eólica Marina en Europa” destaca que la energía eólica marina podría dar electricidad a 150 millones de hogares europeos en el 2020, proporcionando España el 10% de esta energía.



martes, 30 de octubre de 2007

Imagenes de la Energia Eólica.